RESCATE DEL HILADO ARTESANAL Y EL TEJIDO A TELAR 

Las lanas que utilizamos en nuestros productos son de ovejas, principalmente de raza corriedale, de la Patagonia Chilena, y minuciosamente procesadas a mano por mujeres de la zona, quienes rescatan el trabajo artesanal de esta materia prima, y lo transmiten de generación en generación. 

Un proceso que comienza con la esquila, donde el esquilador corta la lana de la oveja con mucho cuidado de no dañar al animal; enseguida artesanas la lavan con agua caliente, extrayendo todos los restos orgánicos que se adhieren a ella, y luego la enjuagan con agua fría y la dejan secar sobre una superficie plana al sol o cerca del calor de la cocina o fogón a leña. Después, continua el escarmenado, donde estiran los fragmentos de la lana, separando a mano las fibras sin que se corten, hasta que adquieran una textura suave y un peso muy liviano.

 

Mas tarde, continua el hilado de la lana, etapa en que se tuercen sus fibras hasta obtener un hilo del grosor deseado. Luego se recoje la lana hilada en vueltas iguales para crear una madeja, la cual se lava nuevamente con jabón y agua para eliminar todo tipo de residuos que aún estén en ella.

 

Por último, se tiñe la lana con productos vegetales, los cuales se hierven en agua hasta lograr que desprenda el color. Se agrega la lana mojada enmadejada y, finalmente, después de un período de cocción, se agrega una sustancia que fija el color; como sal,vinagre, piedra lumbre o sulfato de cobre. También, en el caso que se quieran colores especiales, que no estén en la naturaleza, se realizan teñidos con anilina. 

A esta cadena de valor, se suma el dedicado y paciente trabajo a mano de mujeres de Santiago, Ángela y Bárbara, quienes tejen a telar María (conocido históricamente como de peine) o Minerva (a pedales), quienes día a día se preocupan de mantener esta técnica ancestral viva. Cuando los tejidos están listos, prolijas y talentosas costureras, como Paola, los confeccionan, agregando telas de algodón o naturales, y los transforman en preciosos cojines, decorativos revisteros o pilwas con forros y cierres.